jueves, 30 de junio de 2011

Madre tierra, tan vigorosa y cansada la vez.

Vigorosa por que desde tus ríos, mares y lagunas llevas vida a todos los rincones.
.
Cansada del mal trato indiscriminado que el hombre ha hecho de ti.
.
El hombre, el varón, ha contaminado y arrasado con todo lo que hay a su paso; de tus entrañas se ha servido hasta hastiarse al punto de ser un obeso ser vivo que desde su comodidad ha comenzado a degenerarse.
.
En su intento por sobrevivir pasó de ser recolector y cazador a exterminador.
.
Extermina a otras especies que cohabitan con él.
.
Extermina mares y lagos; extermina bosques y selvas, extermina a su congénere que es la mujer.
.
Y se extermina a si mismo.
.
En su intento por trascender olvido el principio básico de la existencia: No destruir lo que le da vida y él, creador de la guerra, ha creado también el deterioro del medio ambiente.
.
Madre tierra,  tan vigorosa y cansada la vez.
.
El progreso, pretexto idóneo para traspasar los límites de la naturaleza, misma que se revela al tragarse ciudades enteras que el hombre construyó donde antes había mar.
.
Madre tierra; el más pequeño de tus hijos y el que por frágil y pequeño, le proporcionaste inteligencia y un cuerpo adaptable a los cambios climáticos, es el que ha trastocado tu existencia y la de todos los demás seres que habitan en ti.
.
El hombre, el mismo que ha creado dioses, es el mismo que ha creado demonios.
.
Madre tierra has de voltear hacia tu hija, la  mujer, para que en este caos creado por él, sea ella quien traiga equilibrio y pueda contrarrestar los embates necios del ser cegado por su soberbia.
.
La naturaleza es sabia y entiende que quien da vida no la quita, muy al contrario madre tierra, la mujer es quien será la esperanza de vida en esta gran casa que eres tú.
.
Madre tierra, tan vigorosa y cansada a la vez.
.

2 comentarios:

Maty dijo...

Buenas letras... Un saludo x qui dejo desde lejos

Haideé Mata dijo...

Gracias Maty, saludos y un beso cálido en la mejilla.