miércoles, 29 de agosto de 2007

Tal vez pedías morir un poco


Por Haideé Mata. Tal vez pedías morir un poco para entender que sólo se necesitaba fijar el pensamiento en la nada para lanzarte al vacio.

Volar, volar muy alto, quedar suspendida en el aire y demostrarte que eras grande, que eras fuerte.

Morir, morir por dentro, por un instante; cerrar los ojos y perderte.

Y al abrirlos… habrías cumplido 40 años y volverías a vivir.
Volverías a ser grande, volverías a ser fuerte.

martes, 28 de agosto de 2007

El aborto






En 2007 se han cometido 102 feminicidios en el Estado de México





Desde 2004 es la entidad con la mayor incidencia

México. El Estado de México es la entidad en la que se cometen más homicidios contra mujeres, de acuerdo con las propias cifras de las autoridades.

21-Agosto-07
MILENIO


Desde hace más de tres años, el Estado de México es la entidad en la que se cometen más homicidios contra mujeres, de acuerdo con las propias cifras de las autoridades. En lo que va del año se han presentado 102 casos, 20 más con respecto al mismo periodo de 2006.

Dichos homicidios dolosos cometidos contra mujeres se presentan en por lo menos 70 de los 125 municipios que tiene la entidad y las víctimas hasta la fecha no tienen una constante, es decir, que son mujeres de todas las edades y posición social.

Este fenómeno, de acuerdo con diversos organismos no gubernamentales, se debe a la inseguridad que priva en el estado y al desequilibrio de la sociedad.Ante este fenómeno de género, se espera que en las próximas semanas dichos organismos no gubernamentales soliciten la intervención inmediata de la Fiscalía Especial de Delitos contra las Mujeres de la Procuraduría General de la República y con ello determinar las causas que están originando esta situación. De acuerdo con datos de la Comisión de Equidad y Género del Congreso de la Unión, el Estado de México, Chihuahua y el Distrito Federal son las entidades en donde más se cometen asesinatos contra mujeres.De hecho, de 2000 a 2006 en la entidad mexiquense se cometieron el doble de homicidios que los ocurridos en Ciudad Juárez, Chihuahua.

En ese periodo “se tienen registrados un total de 203 feminicidios en Ciudad Juárez, mientras que en el Estado de México han ocurrido 454; con ello, se ha doblado la cifra de homicidios cometidos contra mujeres, sin que ninguna autoridad haya puesto atención en la problemática ante la gravedad del asunto”, señala el informe de los diputados.A ello “debemos agregar que de enero a junio de este año, se han reportado casi 100 casos, por lo que la cifra supera ya los 500 feminicidios ocurridos en el Estado de México, y con ello se ha convertido en el otro Ciudad Juárez del país”.Los registros hasta el 15 de agosto señalan que la procuraduría ha documentado 102 homicidios dolosos, de los cuales 60 han sido resueltos y 42 se encuentran bajo investigación de la Procuraduría de Justicia mexiquense.

Los ya concluidos, según la policía judicial, la mayoría son por venganzas, violencia intrafamiliar, infidelidad, el uso de alcohol y drogas por parte de algún integrante de la familia y agresiones contra menores de edad, entre estos bebés recién nacidos y de dos años.Las subprocuradurías que registran en sus municipios la mayor incidencia en crímenes contra mujeres lo ocupan (hasta el 15 de agosto), Toluca, Tlalnepantla, Ecatepec, Nezahualcóyotl y Amecameca, de los cuales 32 han sido por el uso de arma de fuego, 15 por arma blanca y 55 dolosos por golpes y estrangulamientos.

México/Omar Sánchez de Tagle

lunes, 27 de agosto de 2007

ETERNAL FLAME The Bangles


Close your eyes, give me your hand, darling
Do you feel my heart beating
Do you understand
Do you feel the same
Am I only dreaming
Is this burning an eternal flame
I believe it's meant to be, darling
I watch you when you are sleeping
You belong with me
Do you feel the same
Am I only dreaming
Or is this burning an eternal flame
Say my name sun shines through the rain
A whole life so lonely
And then you come and ease the pain
I don't want to lose this feeling

martes, 21 de agosto de 2007

Mis manos, tus manos, mis amantes.

Autora desconocida. La humedad entre tus piernas espero ansiosa, recostada en mi cama, preparando mi cuerpo para tu encuentro y aunque peco, es por ti que me condeno.

Mi cuerpo es tuyo. Lo acaricio con mis manos, hasta ponerlo al punto. Imagino tu cuerpo a mi lado, desnudo, perfecto, y todo se facilita. Mis manos me recorren como tuyas; me encuentran, me alcanzan. Se mueven cual amantes sobre sábanas de seda. Me excitan y me exigen. Son manos expertas aunque engañan al principio; frías, torpes, vacilantes. Comienzan por mi pelo, lo sueltan de su trampa. Mi cuello pide caricias y mis manos, siendo tuyas, aceptan, tiernas y firmes. Me relajo, descanso entre tus manos; sé lo que sigue, me caliento y desespero, ya no aguanto y deseo un beso. Mis manos, siendo tuyas, ya no tiemblan, ya conocen el camino.

Conduces mis amantes hasta llegar a mis pechos, los sujetas cual palomas con mis manos, seduces sus pezones con mis dedos enlazados. Te gustan, los deseas; a mi, me gusta lo que les provocas, lo que logras con sus giros, me enloqueces y apasionas. Sigues bajando mis dedos, y tus manos sobre mi ombligo se detienen. Pausa infinita, pausa que castiga, añoro termine y continúes a toda prisa. Bajo mas tus dedos y se queman en mi espacio— lo que esperaba, lo has logrado, te agradezco, palmo a palmo, Se me escapa una sonrisa, una lágrima, un gemido, un halago. Llego al cielo, luego caigo, entre mis manos no hay descanso. Sigo con tu imagen en mi mente, igual de desnuda, igual de impaciente. Me derrites con tus manos que son las mías, me acaricias bajo el vientre... Mis manos son amantes y entre mis piernas lo demuestran; tus caricias son delicias, pido mas, te provoco, sigues, me desboco, mi piel se eriza... y terminas.

La humedad entre mis piernas es evidente y te excita; busco tu cuerpo ardiente, no lo encuentro, me entristece, me derriba. No hay besos, no hay sonrisas; miradas faltan, sola estoy, sola quedo, soy ceniza. Ya descanso, mis manos son las mías; abandonas mi pensamiento, abandonas mi fantasía.

Ahora sabes bien que yo te espero, lo que espero y cuanto desespero. No me falles ya mas noches, ven a mi, desnuda tu cuerpo, desnuda tu alma, que te espero desnuda esperando tu roce.

viernes, 17 de agosto de 2007

Murió Esperanza Brito de Martí




Ayer 17 de agosto, murió Esperanza Brito de Martí

24 años de lucha feminista fuera y dentro del sistemapatriarcal. México D.F., Julio 1998 (Britta Scholtys/CIMAC). -

Fue una niña tímida, insegura y seria, su educación conservadora la llevo a seguir los patrones culturales - tradicionales; se casó a los 19 años, fue ama de casa y madre de seis hijas e hijos.

Hoy Esperanza Brito deMartí, es una de las feministas mexicanas más reconocidas, y su nombre firma por la lucha de mas de20 años a favor de los Derechos Humanos de las mujeres. En octubre de 1998, con la apertura del primer Centro Integral de Apoyo a la Mujer en el Distrito Federal, que lleva su nombre “Esperanza Brito de Martí”, recibió el reconocimiento público por su compromiso feminista. “Fue una sorpresa enorme para mí, pues los homenajes en vida son muy escasos”, dice Esperanza Brito, entrevistada en las oficinas de la revista Fem, la cual dirige desde 1987. Y si, le cuesta admitir que se siente contenta y orgullosa por el hecho de que fue honrada por su lucha a favor del respeto a los Derechos Humanos de las mexicanas, pues –explica- “las mujeres siempre sentimos que no nos merecemos los reconocimientos, y a mí, el homenaje me compromete aun más a seguir luchando por la plena equidad de las mujeres y de cumplir con las expectativas hacia mí”.Antes de convertirse en personaje público y feminista militante, Esperanza se había instalado en la domesticidad, dedicándose a la crianza de sus hijas e hijos y a los quehaceres del hogar; refugiándose en el espacio protegido del matrimonio y del seno familiar, después de haber vivido una infancia y adolescencia marcada por un padre dominante.

Como líder de un movimiento político en 1935 y luego rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), “mi padre, Rodolfo Brito Foucher, fue un personaje avanzado en sus ideas respecto a que las mujeres debían prepararse y estudiar una carrera, pero muy conservador dentro del núcleo familiar”, recuerda la directora de la revista feminista Fem.“En casa, yo me sentía segura y podía ser natural y alegre, pero fuera de ella era de una timidez terrible, insegura, callada y seria”, cuenta Esperanza Brito. Su vida cambió, cuando a los 35 años empezó a preguntarse si su objetivo era “40 años más a pelar papas, doblar calcetines e inventar guisos, a pesar del gran amor que sentía y siento por mi familia”, explica Esperanza, y añade que la convicción feminista se la debe a su madre, quien “a la edad de 55 años se volvió feminista, antes de mi”.

“Mi madre me inició en la ideología feminista alrededor de 1966; y la verdad, no compartía muchas de sus ideas, y hasta me escandalicé cuando leí un artículo de mi mamá en el Universal –en ese entonces, ella era periodista- que se titulaba “Yo si soy feminista”, cuenta sonriente la feminista. Por la lectura de muchos libros y las discusiones con su mamá, Esperanza Brito se dio cuenta que la lucha feminista “no era contra los hombres, sino contra el sistema opresivo y discriminatorio que convierte a todas las mujeres en seres inferiores a los hombres; y por primera vez en mi vida me di cuenta que yo también había sido discriminada por mi padre, por mis hermanos Rodolfo y Manuel, por mis tíos y algunos maestros”.

El primer paso de Esperanza, ama de casa, madre y esposa, para entrar e instalarse en la esfera pública, lo realizó como periodista. En 1963, empezó a escribir n la página de sociales en Novedades, en donde siete años después pasó a la página editorial. En 1971ingresó a la revista Siempre, con la cual colaboró durante tres años. Allí vivió su primer reconocimiento público, cuando recibió en 1973 el Premio Nacional de Periodismo “Juan Ignacio Castorena y Visúa” que le fue otorgado a la ya convencida feminista militante por un reportaje sobre las mujeres destacadas de México, titulado “Cuando la Mujer Mexicana quiere, puede”.

El trabajo periodístico de la directora de Fem se extendió a colaboraciones con revistas tradicionales para mujeres, como Vanidades, Buen hogar y Cosmopolitan lo que le costó fuertes críticas por parte de muchas feministas. “Yo lo tenía muy claro: Siempre pensé, que se debe luchar lo mismo fuera que dentro del sistema”, comenta Esperanza Brito, al señalar que trabajando en estas revistas para mujeres tuvo la oportunidad de publicar muchos temas feministas.

A principio de los años 70’s, con el auge internacional del movimiento feminista, Esperanza Brito y otras feministas, empezó el análisis de códigos legales mexicanos para detectarlos preceptos discriminatorios, y pugnar por cambiarlos, “una lucha que sigue vigente hasta hoy”,enfatiza, al mencionar que los códigos civiles de las entidades federales mantienen artículos que van en contra del principio de la equidad entre los géneros, como son aquellos que se refieren a la familia y paternidad, entre otros.

En 1972, Esperanza Brito y otras 23 feministas más constituyeron legalmente el Movimiento Nacional de Mujeres, que solo tres años después, ante la Primera Conferencia Mundial sobre la Mujer que las Naciones Unidas realizaron en 1975 en la Ciudad de México, vivió su primer enfrentamiento ideológico con otros grupos feministas más radicales, especialmente con el Movimiento de Liberación de las Mujeres, quienes rechazaron el Año Internacional de la Mujer y la Conferencia Mundial, organizada por la ONU. Mas serenas, y con la intención de “aprovechar la publicidad que el evento le iba a dar a la situación de las mujeres”, Brito y sus compañeras, optaron por los diálogos con las y los políticos/as para impulsarlas demandas principales del movimiento feminista, como lo fue la lucha por el aborto libre y gratuito.

Cuenta Esperanza que: “en 1976, año en el cual se escribió y discutió a nivel nacional e internacional mucho sobre el tema del derecho al aborto, organizamos la Primera Jornada Nacional sobre Aborto, que concluyo, con el primer documento feminista mexicano a favor de la legalización del aborto”. Este documento, que incluyo las demandas por establecer la educación sexual desde la primaria; la información sobre los anticonceptivos desde la secundaria; el acceso a los métodos anticonceptivos; el aborto libre y gratuito; el rechazo a la esterilización forzada; y el rechazo al aborto como sistema de control demográfico, fue presentado en noviembre de 1976 ante la Cámara de Diputados, que “lo ignoró y lo archivó”, señala Brito.

En 1978 surgió el Frente Nacional por los Derechos y la Liberación de las Mujeres, integrado por sindicatos y partidos políticos, y paralelamente otros grupos feministas como el Movimiento Nacional de Mujeres, el Colectivo La Revuelta y el Movimiento Feminista Mexicano, formaron una alianza –sin adherirse al Frente- para impulsar la lucha por los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres, incluyendo el aborto libre y gratuito, que hoy denominamos maternidad voluntaria.

“En 1980 mujeres de la Coalición y del Frente elaboramos el anteproyecto de la Ley de una Maternidad Voluntaria y surgió una nueva alianza”, cuenta Esperanza, al destacar que durante la campaña política de 1978, el Partido Comunista había adoptado como parte de su plataforma las demandas de las mujeres, incluido el aborto. Sin embargo, el PC no promovió el proyecto de Ley, “cuyo destino fue el olvido, y sentí, que nuestros aliados nos habían traicionado”, dice Esperanza Brito. En 1988 se fundó el primer Centro de Orientación y Apoyo a Personas Violadas (COAPEVI), y en 1989 se inauguró la primera Agencia Especializada en Delitos Sexuales en la delegación capitalina Miguel Hidalgo.

El COAPEVI sobrevivió solamente dos años y desapareció, en septiembre de 1990, lo que provoco una lucha más ardua y logramos impulsar la creación del nuevo Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar y Sexual (AVISE). “La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, ya había fundado el Centro de Terapia de Apoyo para Víctimas de Violación, cuando Ignacio Morales Lechuga; entonces procurador de Justicia DEL Distrito Federal aceptó fundar con nosotras el CAVI, el Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar, cuya primera directora fue Barbara Yllán”, cuenta Esperanza. Hoy, Esperanza Brito no solo se dedica a dirigir la revista también es Presidenta de la Asociación Mexicana de la Cruz Blanca Neutral, que se dedica a la protección de la infancia, pues“siempre he pensado que los derechos de las niñas y los niños están íntimamente ligados a los de las mujeres, así, que no siento salirme de la línea feminista, sino por el contrario la refuerzo”. Y agrega que “ahora, con el homenaje recibido, tengo todavía mas trabajo, pues quiero cumplir con las expectativas hacia mí”.

jueves, 16 de agosto de 2007

Tuve un sueño


Por Haideé Mata. Tuve un sueño hace unos meses, por agosto del año pasado; mismo que se vuelve recurrente cada vez que miro al cielo tratando de conectar mi pensamiento a ese instante cuando lo virtual se convirtió en realidad.

Sueño que se desvanece entre lo etéreo de las nubes grises que a lo lejos veo.

Sueño que se evapora al contacto con la realidad; como cuando estas dormida y sueñas un momento erótico, un sueño húmedo casi orgásmico y al hacer conciencia de que sólo lo estas soñando; la sensación se escapa y tu conciencia te despierta dejándote con las ganas de retener el tiempo y el deseo.

Sueño que devora, sueño que quema.

A veces los sueños te sueñan a ti y en sus memorias estas; no te sueltan, te acorralan y te atrapan. Luego te olvidan y se olvidan que fueron sueños.

Ese sueño se volverá un momento que en la eternidad y en el infinito será como una estrella lejana que se perderá en la inmensidad del universo.

Pero que no por ser lejana, dejará de tener ese brillo que la hizo única, especial e inalcanzable. Esa estrella siempre brillara, ese sueño siempre será recurrente cuando vea a lo lejos ese cielo gris que desvanece lo etéreo de las nubes grises.

lunes, 13 de agosto de 2007

Ángela, una víctima más del feminicidio


Patricia Dávila
PROCESO, 13 AGOSTO, 2007


Tlapa, Gro., 30 de julio (apro).- Los restos de la indígena mixteca Ángela Alejandro Ortiz arribaron durante la madrugada del sábado anterior en un ataúd de cartón, para ser finalmente llevados a su pueblo, Yozondacua Llano del Carmen.Su historia es la siguiente:

Después de cinco años de búsqueda sus padres la ubicaron en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chihuahua, donde fue catalogada como una víctima más de la cadena de feminicidios desatada en Ciudad Juárez, por la saña con que se cometió el asesinato.Ángela migró cinco años atrás con su hija Zenaida, con el objetivo de emplearse como jornaleras agrícolas ante la extrema pobreza que vivían en su comunidad de origen: Yozondacua Llano del Carmen, municipio de Cochoapa el Grande, el más pobre de México.

Y este fin de semana, a las 5:30 horas, una funeraria local recibió los restos que fueron traídos desde Chilpancingo, previa estancia en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Un lluvioso amanecer fue el escenario del silencioso arribo y partida de los restos de Ángela Alejandro. Ningún familiar vino de su comunidad, pues sus padres, Francisco Ortiz Flores y Francisca Alejandro, todavía se encontraban en el tránsito de Ciudad Juárez al Distrito Federal, reportó el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan.Sin embargo, se presume que Ángela fue asesinada por Porfirio Santiago González, su compañero sentimental, quien ya está preso como uno de los presuntos responsables del crimen, al igual que Rutilio Díaz Martínez.Empero Catarina Ortiz Ortega, otra involucrada, no ha sido localizada. Las versiones que los padres de Ángela conocieron fue que el día de su desaparición su hija convivía en su casa con su pareja Porfirio, Rutilio y Catarina.Ya borracho, Porfirio empezó a acariciar a Catarina, lo que molestó a Ángela, que reclamó su conducta. El hombre la insultó y comenzó a golpearla.A la agresión se unieron los otros dos invitados, y los tres finalmente la mataron a golpes, para después abandona su cuerpo en un terreno baldío, atado de pies y manos, recordó Jesús Rodríguez Montes, representante del Centro Tlachinollan. Los padres de Ángela, por cuenta propia comenzaron a investigar el derrotero de su hija al no tener noticias de ella y de Zenaida, su nieta, desde el 2003; siguieron la ruta que como jornalera emprendió la mujer por distintos campos agrícolas, desde Sinaloa hasta Chihuahua.

Tres años después, en el 2006, en Casas Grandes, Chihuahua, confirmaron que Ángela había muerto, mientras que a Zenaida la ubicaron en una casa de asistencia a cargo de religiosos.

Hoy los restos de Ángela ya fueron sepultados en la comunidad que la vio nacer, y Zenaida, con nueve años cumplidos, se encuentra bajo la tutela de Francisca Ortiz y Francisco Alejandro.

El caso de Ángela, alerta Rodríguez Montes, ilustra las trágicas consecuencias que enfrentan millones de indígenas de La Montaña de Guerrero, que por la extrema pobreza que padecen en sus comunidades se ven forzados a emigrar al norte y noroeste del país, para emplearse como jornaleros agrícolas. Además, la violenta desaparición de Ángela es un reflejo de la situación de vulnerabilidad e indefensión que padecen las mujeres indígenas del país, no sólo por el papel que desempeñan en el núcleo familiar y su condición de indígenas, sino por el grado de pobreza extrema en el que viven.Su única opción es emplearse como mano de obra barata, en virtud de que carecen de los beneficios sociales, obligaciones que eluden las empresas que las emplean.

Pero en la muerte de Ángela también destacan otros factores, como la negligencia en la que incurrieron las autoridades de Chihuahua. Por ello es necesario que el gobierno federal, los estatales y el Congreso de la Unión establezcan medidas suficientes y necesarias para una atención integral a la situación de los jornaleros agrícolas en México, concluye el representante de Tlachinollan.

jueves, 9 de agosto de 2007

“X CONFERENCIA REGIONAL SOBRE LA MUJER DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE”


INTERVENCIÓN DE LA DOCTORA MARÍA FERNANDA ESPINOSA GARCÉS.

MINISTRA DE RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO E INTEGRACIÓN.

SESIÓN INAUGURAL.
QUITO, 6 de agosto del 2007

En mi calidad de Ministra de Relaciones Exteriores del Ecuador, expreso a las asistentes a la X Conferencia Regional sobre la Mujer en América Latina y el Caribe, un caluroso saludo de bienvenida.

El Ecuador que construimos ahora, es un país diferente al del pasado. El Ecuador que hoy acoge a las delegaciones de esta Conferencia está, desde el 15 de enero, en un proceso decidido para construir una sociedad más equitativa y democrática.

¿Qué entendemos, en el marco de esta Conferencia, por ese país distinto, más humano y más justo?

El papel protagónico de la mujer en el horizonte nuevo y esperanzador del continente demanda una resignificación del concepto de equidad. No se trata de una dádiva de la sociedad masculina.

…y más justo es el que garantiza la participación política de las mujeres a través de mecanismos concretos. Las cuotas o porcentajes de participación en candidaturas a cargos de elección, junto con la obligatoriedad de los partidos políticos y autoridades electorales en hacer efectiva esa norma, deben ser un derecho y no una concesión.

No estamos mendigando cuotas otorgadas por el mismo poder patriarcal o seudo tolerante; estamos exigiendo el reconocimiento al esfuerzo, al talento, al valor y al compromiso con las causas justas y la solidaridad.

Precisamente el tema de participación debe comprender una auténtica democratización de las organizaciones políticas y sociales. Esto pasa, necesariamente, por la efectiva presencia de las mujeres en todos los órdenes de la vida pública, en las funciones del Estado, en los órganos de control, en los partidos políticos, en las instituciones de poder local, en las diferentes organizaciones sociales.

Es por eso que en el Reglamento de elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente, el gobierno nacional ha propuesto el cumplimiento riguroso de las normas de equidad de género, para que las listas de candidatos cuenten con la integración paritaria y secuencial de la mujer, lo que garantiza nuestra efectiva participación en este crucial proceso que abre las puertas a una profunda transformación social y política.

No debemos, sin embargo, caer en las trampas esencialistas, porque el dominante no es el hombre, no es cualquier hombre. Ese hombre, y a veces las mujeres que rodean o representan el poder convencional, son, en realidad, comparsa y máscara de modelos sociales excluyentes y sexistas que niegan la lucha común y reniegan del camino compartido.

Es urgente y necesario labrar un camino compartido para desterrar la pobreza, la violencia, el sexismo y las prácticas con disfraz democrático porque, mientras sigan existiendo más de 200 millones de pobres en nuestra América Latina no hay equidad posible, no hay democracia posible, como no hay justicia en la perversa política que empujó a tantas mujeres a tomar el camino del exilio económico, a convertirse en desterradas de la pobreza.

Esas mujeres migrantes son quienes, sobre todo en esta última década, han contribuido al restablecimiento de nuestras economías moribundas y concentradoras, por eso aprovecho esta oportunidad para rendir homenaje al esfuerzo silencioso de cientos de miles de mujeres que han sido arrancadas de sus tierras de origen, para labrar un destino mejor para sus hijos y su Patria.

El Ecuador es uno de los pocos países que cuenta con una doble calidad, de emisor y receptor de migrantes. Esta situación plantea un enorme reto: generar políticas que despenalicen la migración y dignifiquen a los migrantes hombres y mujeres, y desarrollar mecanismos para otorgar un tratamiento justo y humano a los migrantes, desplazados y refugiados que ven en el Ecuador un destino de paz y de futuro.

El país más justo y más humano, que hoy construimos, ha emprendido acciones innovadoras con el apoyo de países amigos y organismos internacionales, como programas de retorno voluntario con la cooperación de la OIM , la suscripción de acuerdos de regularización y flujos migratorios con países donde se concentra la mayor parte de migrantes ecuatorianos con el apoyo incondicional y la solidaridad del gobierno de España.

Bienvenidas compañeras Caribeñas, Latinoamericanas, bienvenidas a este país atravesado por la línea imaginaria que nos invita a imaginar, a tejer en colectivo sociedades donde exista lugar para todas, para todos y donde la dignidad y la democracia plena sean el pan de cada día.

Con el ejemplo de Manuela Sáenz y Vilma Espín, la gran compañera cubana que presidiera la Primera Conferencia Regional de la Mujer, seguiremos esperanzadas por construir la gran Patria, humana y justa, porque, como hoy, todas nos debemos sentir cobijadas por la misma luna, por el mismo sol. Manuela Sáenz escribió: “No me siento forastera. Soy ciudadana de América. Nací bajo la línea del Ecuador”. Que ese testamento de libertad y hermandad continental sea nuestro refugio y nuestro destino.

lunes, 6 de agosto de 2007

Despiertas

Scream / Edvard Munch
Por Haideé Mata. Despiertas y miras la hora en tu reloj, el sentir esa sensación de pesadez en la cabeza hace que des vueltas en la cama; sospechas que el mundo no tiene principio y fin; el trabajo te aburre, tus discrepancias con la familia te van menguando, tu novia hace intentos fallidos por entenderte, nada te sale bien; sigues dando vueltas en tu cama negándote a salir de la madriguera que has hecho de las sabanas y edredón.

Sientes ese vacío que te carcome, piensas que nada tiene sentido, que tu vida no se dirige a ningún lado y mientras, sigues dando vueltas en tu cama.

Tu cabeza comienza a dar muestras de vida autónoma, piensa por si misma, te ordena quedarte y no salir, grita que a tu edad es imposible encontrar esa falacia llamada felicidad que nos han vendido. Miras el reloj y cuentas 5 minutos desde que despertaste.

Piensas en las mujeres lesbianas que has conocido y consideras que en el mundo lésbico existe un vacío que no es posible llenar, y es saber que aún con el paso del tiempo no podemos sacudirnos la carga emocional que conlleva ser un sector discriminado.

Saber que hasta hoy estamos solas, como lo están los demás miembros de la comunidad de la diversidad sexual, te hace pensar en el caos más no en aquel en que supuestamente después de la tormenta viene la calma, sino en el caos de la negación y aniquilación, te viene a la mente el caso de la amiga que intento suicidarse por que sus caminos se habían agotado.

Ella como muchos creyó decidir sobre su vida; pero llegar a ese punto donde no hay dirección, es para el suicida, no un acto de decisión sino un impulso de sobre vivencia. Si, para ella fue un intento fallido de responder a los momentos de tristeza y soledad que conlleva vivir el aquí y el ahora.

Quieres sacudirte en un intento de rebelión, más no es posible, has convertido tu guarida en una tumba. Quieres resucitar de entre los muertos y has caído en la cuenta de saberte tu propia sepulturera.

Gimes, lloras y quieres regresar al mundo de los vivos, ahora recuerdas con angustia a tu novia, familiares y amigas; el trabajo no se te hace ya aburrido, repiensas y entiendes que la felicidad no es eterna, comprendes que la existencia esta llena de momentos felices y tristes y que hay que pasar todos para mantener un equilibrio entre la locura y la cordura de esta vida que nos tocó vivir.

Haces un último esfuerzo y tensas todo tu ser; desde el fondo de él, esa fuerza vital que algunos llaman vida dá una bocanada de aire y te desases de tu tumba… de tus sabanas, han pasado 10 minutos y de un brinco te levantas. Tienes el tiempo contado y llegaras tarde al trabajo.